Alan García y César Acuña: La rivalidad con el partido que hizo “llorar” al líder aprista

Alan García y César Acuña: La rivalidad con el partido que hizo “llorar” al líder aprista

El inicio de la carrera hacia las elecciones de 2016 de Alan García yCésar Acuña ha traído a la memoria la historia de rivalidad que protagonizan en el norte del país el Partido Aprista y Alianza para el Progreso (APP).

Si bien esta guerra no es antigua, sí fue muy intensa hasta el punto que la agrupación de la estrella fue aplastada por APP en las elecciones regionales y municipales de 2014.

En 2006, cuando Alan García era presidente de la República, César Acuña ganó la Alcaldía de Trujillo, frente a un candidato aprista.

Este resultado, impensable para muchos, sacudió al partido que fundó Víctor Raúl Haya de la Torre. El expresidente incluso confesó que “lloró” al saber la situación y se comprometió a recuperar esa ciudad.

“He llorado la noche del domingo porque jamás pensé que se pudiera perder la cuna y la tumba de Haya de la Torre. Es una puñalada al corazón, lo digo como hijo. En algún momento voy a recuperar Trujillo aunque tenga que ser candidato a la alcaldía personalmente. Mucha gente buena de Trujillo ha castigado los desórdenes y la soberbia de alguna gente de allí”, expresó Alan García después de conocer los resultados de las elecciones.

Ya el 5 de octubre de 2014, el Apra perdió no solo en las regiones, sino en las alcaldías provinciales de Lambayeque y La Libertad, zona que había sido considerada el bastión, el fortín de Alan García por varias décadas. La presencia de este partido político ya había sido reducida en los comicios de 2010.

Haciendo un recuento de los daños para el Apra en las pasadas elecciones, José Murguia perdió frente César Acuña la región La Libertad. En Lambayeque, Humberto Acuña (APP) venció a Manuel Valverde (Apra). Estos resultados se repitieron en las alcaldías provinciales de Chiclayo y en Trujillo. En esta última ciudad, se impuso un independiente.

Días después de las elecciones de 2014, afectado por estos resultados, Alan García acusó a Alianza para el Progreso de practicar el ‘clientelismo político’. Esto mereció la fuerte respuesta de César Acuña, quien afirmó que el ex presidente está “desesperado” porque es el principal responsable de la “debacle” del partido aprista en el norte.

“(Alan García) No acepta que un partido nuevo, con apenas 12 años de fundado, le haya ganado a su partido, el Apra, que fue fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre hace 90 años y que incluso ha sido dos veces gobierno nacional. Creo que todo esto debe ser producto de su desesperación por la debacle de su partido”, señaló.

En aquel momento, el dirigente de APP y ahora presidente del Congreso, Luis Iberico, exclamó: “Alan García lloró por Trujillo, ahora llora por La Libertad. Cuidado con llorar el 2016… quien se pica pierde”.

En esta coyuntura, el congresista aprista Mauricio Mulder afirmó que el ex alcalde de Trujillo “*es una especie de caudillo de poca monta*, pero caudillo al fin y al cabo, que maneja tanto dinero que puede terminar perfectamente como los otros presidentes regionales que, en estos momentos, están presos”.

“Un caudillo de verdad tiene un liderazgo y lo que tiene el señor Acuña es dinero. (…) No es un líder político, no tiene carisma”, enfatizó.

La confrontación continuó. En una entrevista con el diario Correo, el 20 de 2014, César Acuña afirmó que le gustaba “ver llorar” a Alan García.

“De vez en cuando veo el video porque me gusta verlo llorar. Tengo grabadas sus palabras. Dijo, además, que sería capaz de ser candidato municipal para recuperar Trujillo. Entonces, a mí me encanta ver ese video”, aseveró.

Share