Obama lanza campaña para que más inmigrantes obtengan la ciudadanía

Obama lanza campaña para que más inmigrantes obtengan la ciudadanía

En medio del constante asedio a los inmigrantes en algunos círculos conservadores, el presidente Barack Obama lanzó este jueves una campaña nacional para instar a los extranjeros a obtener la ciudadanía estadounidense.
La campaña coincide con el “Día de la Ciudadanía y la Constitución” y contrasta con la continua retórica anti-inmigrante de algunos precandidatos presidenciales, tal como quedó plasmado anoche en el segundo debate presidencial republicano en California, según denunciaron activistas pro-inmigrantes.
La campaña es un proyecto del grupo “Civic Nation” para alentar a los inmigrantes que califiquen a que “tomen un paso importante en su sendero estadounidense y se comprometan” a obtener la ciudadanía, indicó la Casa Blanca
El mandatario destacó los beneficios de la ciudadanía estadounidense, inclu-yendo el acceso a mejores oportunidades de empleo y a los “derechos y libertades” que gozan los demás estadounidenses.
“No se trata de cambiar quién eres sino de añadir un nuevo capítulo a tu trayecto como ciudadano estadounidense, y al nuestro como nación de inmigrantes “, afirmó Obama en un vídeo de cerca de dos minutos.
Obama pidió a los inmigrantes que co-rran la voz entre amigos, familiares y colegas sobre los beneficios de la ciudadanía, afirmando que con la ayuda de los inmigrantes, Estados Unidos puede ser “aún más fuerte”.
Millones aún sin ciudadanía
Según cálculos oficiales, hay alrededor de 13,3 millones de residentes legales en EEUU, de los cuales 8,8 millones son elegibles para solicitar la ciudadanía que, por lo general, requiere cinco años consecutivos de estancia legal en el país, entre otros requisitos.
La cifra de extranjeros elegibles incluye a más de tres millones de refugiados que se han asentado en EEUU desde 1975 y de países de todo el mundo.
Cerca de uno de cada tres extranjeros elegibles obtuvo la residencia permanente en 1990 o antes, confirmando su largos vínculos comunitarios, según datos de la Casa Blanca.
La campaña de ciudadanía de la Casa Blanca incluye un acercamiento con las organizaciones que representan a inmigrantes y refugiados, y cuenta con la participación de gobiernos locales, el sector empresarial y entidades sin fines de lucro.
Estos grupos han organizado más de 70 eventos para promover la ciudadanía mientras, en paralelo, el gobierno federal realizará 200 ceremonias para el juramento de más de 36,000 nuevos ciudadanos las ultimas semanas de septiembre.
Beneficios de la ciudadanía
El mandatario urgió a los inmigrantes a que obtengan más información en la página web de la campaña “Commit to Citizenship.org”, que además delinea los beneficios de la ciudadanía, como mejores oportunidades de empleo –especialmente en el gobierno federal- el derecho al voto, y el poder solicitar la residencia permanente para otros familiares inmediatos, lo que facilita la reunificación familiar.
Otros grupos cívicos, como la “Campaña de Nuevos Estadounidenses” también recuerdan que el documento de ciudadanía no solo facilita la integración de los inmigrantes sino que también los protege de la deportación porque, bajo las leyes en vigor, ciertas condenas criminales pueden causar la expulsión de residentes legales.
Además, los hijos menores de 18 y con residencia permanente, pueden obtener automáticamente la ciudadanía cuando sus padres tramitan su naturalización.
En la actualidad, los residentes legales tienen restricciones cuando viajan fuera del país –no pueden estar fuera más de un año, y no tienen la protección de los consulados o embajadas de EEUU si afrontan una crisis-, pero la ciudadanía elimina esas restricciones.
Y, como grupo, los ciudadanos naturalizados ganan entre un 50% y un 70% más que los que aún no deciden a obtener la ciudadanía, tienen una menor tasa de desempleo y menos probabilidades de vivir por debajo de la línea de la pobreza, según ese grupo.
En el área de Washington, el director de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, en inglés), León Rodríguez, y el ejecutivo del Condado de Montgomery, en Maryland, Isaiah Leggett, inaugurarán hoy un nuevo Centro de Ciudadanía del grupo pro-inmigrante CASA de Maryland.
Entre otros servicios comunitarios y financieros, el centro ofrecerá asistencia con los trámites para la ciudadanía, clases de educación cívica, y un programa de micropréstamos que facilitará préstamos de cerca de $700 para completar el proceso de ciudadanía.
“La ciudadanía es un beneficio económico que permite a inmigrantes de bajos recursos construir futuros más estables. Juntos, el sector de grupos sin fines de lucro, el gobierno, donantes, y la comunidad inmigrante, están comprometidos a cumplir la promesa de la plena integración” de los inmigrantes, dijo Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA.

Share